19 junio, 2024

Recetas y consejos de seguridad

Comunidad de vecinos se organiza contra la inseguridad

Los robos en diferentes localidades del país continúan en incremento, por desgracia, muchas veces los cuerpos de seguridad no se dan basto para solucionar todos los problemas de inseguridad, y no importa si contratan a cerrajeros profesionales para instalar cerraduras de excelente calidad, porque los ladrones encuentran otras maneras de poder entrar a la vivienda. Es por ello, que una comunidad de vecinos en Málaga, tomaron la decisión de aplicar medidas drásticas contra la inseguridad.

Debilidades en la seguridad de las comunidades de vecinos

Los delincuentes son, en su mayoría, oportunistas, porque siempre buscan la manera de aprovechar cualquier debilidad que detecten en una vivienda o edificio, para poder robar todos los elementos de valor que encuentren.

Uno de los mayores problemas que existen en el país, es el déficit de agentes de seguridad, que puedan prestar custodia a las calles, o que dispongan de vehículos para poder desplazarse en poco tiempo a atender cualquier evento.

Por supuesto, los delincuentes tienen conocimiento de estas debilidades de los cuerpos de seguridad, al igual que cualquier ciudadano del país. Si a esto se agrega que muchos propietarios no cuentan con todos los dispositivos de seguridad que están diseñados para detectar cualquier ataque delictivo y dificultar el acceso del ladrón a la vivienda, en realidad, los delincuentes cuentan con una gran ventaja.

Comunidad de Málaga, con inseguridad insostenible

En el país en general, el tema de la inseguridad es muy delicado, porque tiene muchas debilidades, y en algunas comunidades del país, como es el caso de la Urbanización Puertosol, en Málaga, han tenido que lidiar con robos constantes, desde hace meses.

La situación se había vuelto insostenible, nadie se sentía seguro en su vivienda, porque ser víctima de robo, era lo cotidiano. Incluso, en muchos de los robos, los ladrones han desvalijado la casa completa, en algunos casos, con personas dentro de la vivienda, expuestas a un elevado peligro.

Lo peor, es que esta situación en Málaga no es un secreto, pero, como se ha indicado anteriormente, los cuerpos de seguridad no siempre están disponibles, cuando los vecinos les llaman ante una urgencia, la respuesta es que están ocupados o llegan al lugar entre 20 o 30 minutos después de la llamada, tiempo en el cual los ladrones ya han escapado con el botín.

Los vecinos decidieron tomar las riendas de su seguridad

Los vecinos, cansados de esta situación, se han organizado en patrullas ciudadanas, con el firme objetivo de defenderse de los ladrones, es así como, cada tarde, entre 6 o 7 personas se reúnen para iniciar su jornada.

Cuentan con elementos básicos, como linternas, cámaras, también llevan perros, y así pueden observar todo el movimiento que ocurre en las calles de la comunidad. Estas personas se rotan con frecuencia, y recorren las calles.

Las personas mayores, también hacen su aporte, acompañando a los más jóvenes por las calles aledañas, las cuales son menos peligrosas, pero toda persona que pueda vigilar y emitir cualquier señal indicando la presencia de ladrones o que está ocurriendo un robo, será considerado de gran ayuda.