26 noviembre, 2022

Recetas y consejos de seguridad

La influencia de los Smartlocks

Los cerrajeros han trabajado durante siglos haciendo que nuestros espacios personales puedan ser más seguros, y sobre todo que podamos sentirnos protegidos. Estos profesionales existen desde la época de los faraones egipcios, es decir que la profesión como tal data de hace más de 4.000 años.

Ciertamente, con la incorporación de la tecnología a la función de las cerraduras estas han sido capaces de incrementar los niveles de seguridad y protección a tal punto que hasta los mismos administradores de sistemas se les hace complicado mantener el monitoreo y mantenimiento a todos los dispositivos que integren dicho sistema por sí mismos, es por ello que requieren de varios técnicos capacitados para poder brindar el soporte necesario y solucionar cualquier inconveniente.

Si bien los cilindros son el corazón de todo sistema de seguridad tradicional, las cerraduras son el esternón que protegen los cilindros de cualquier intervención malsana.

¿Qué funciones incorporan las smartlocks?

Para comenzar, hay que tomar en cuenta que las cerraduras inteligentes forman parte de un conjunto de dispositivos que están categorizados dentro del movimiento “Internet de las cosas”; con lo cual se propone que los dispositivos de uso común en cualquier hogar puedan contar con la capacidad de conectarse a internet, y por ende a tu teléfono móvil, con la finalidad de notificar al usuario respecto a cualquier asunto concerniente a estos dispositivos.

Lo último en seguridad para cerraduras son las cerraduras con lector de huellas dactilares; siendo las huellas dactilares lo equivalente a nuestro carnet de identificación (cédula, pasaporte), pues es un dato único (así como la retina del ojo) y que no puede ser duplicado (por medio tradicionales) o alterado. Por ello, las cerraduras electrónicas con sensores dactilares están en la cúspide de los dispositivos utilizados para proteger los hogares.

Por otra parte, también existen cerraduras electromagnéticas; las cuales al no contar con una llave física para abrir la puerta, son una opción que garantiza gran protección por una módica suma de dinero, además de ser bastante cómodas para usar y su sencilla instalación.

Otro tipo de cerradura que está en voga son las cerraduras inteligentes, las cuales destacan por su capacidad de conectarse al teléfono móvil por medio del Bluetooth para poder otorgar acceso al usuario, o conjunto de usuarios, que se encuentren autorizados.

Finalmente, las cerraduras “invisibles” también están tomando gran auge en el mundo de la seguridad doméstica. La ventaja de este tipo de cerraduras es que, al no estar a simple vista, dificulta la intrusión de los delincuentes al espacio que se esté resguardando. Son muy fáciles de usar, y de instalar; así que cuando la puerta esté totalmente instalada y funcionando, solo necesitarás presionar un botón en tu teléfono móvil, o en la llave, para que la cerradura se abra y te permita el acceso a la vivienda.

A pesar de la negativa de algunos usuarios a cambiar sus sistemas tradicionales de cerrajería por algunos más modernos, los sistemas domóticos de seguridad son la respuesta que estábamos buscando para brindar una mejor seguridad a nuestro hogar.